Superé la Anorexia Nerviosa, testimonio de Paula

Entrevistamos a Paula, nuestra ya ex paciente de la Clínica puesto que a día de hoy puede afirmar orgullosamente que ha superado la Anorexia Nerviosa.

¡Paula está actualmente estudiando magisterio infantil, un sueño que tuvo que pausar pero que lo acaba de retomar con mucha ilusión y el doble de ganas! 🙂

¿Qué situación hizo que pidieras ayuda?

La situación desencadenante que me hizo realmente plantearme la necesidad de pedir ayuda fue ver a mis padres llorar y suplicándome que me dejase ayudar. En ese momento, me encontraba en un punto donde ya no podía más con la presión tanto interna como externa y eso me llevó a ponerme en manos de profesionales especialistas en Trastornos de Conducta Alimentaria.

¿Cómo conociste la Clínica CTA y por qué te decidiste a venir?

Tras ir a mi médico de cabecera y mandarme unas analíticas, mis padres como es obvio no se podían ni querían esperar al día de los resultados y fue mi tío quien encontró la Clínica CTA. Tras eso, se me planteó la posibilidad de venir aquí y como ya lo he dicho anteriormente, la situación de angustia y la anulación psicológica que presentaba me forzó a decir que “sí”.

El Hospital de Día, ¿cómo te sentiste al tener que acudir ahí?

A decir la verdad, una sabe que algo le pasa con la comida, pero se te hace muy difícil que eso que te ocurre encaje con la palabra “Anorexia, Bulimia, Trastorno por Atracón, Obesidad, etc.”, en fin, que te digan que tienes un Trastorno de Conducta Alimentaria (TCA).  Pero, al decirme que el tratamiento que yo necesitaba era el de Hospital de Día me sentí una fracasada y un desastre, solo recuerdo llorar y llorar y llorar y pensar, “¿Estos qué saben de mi? Habrán tenido muchos pacientes, pero yo soy distinta a ellos”.

¿Cómo te sentiste el primer mes de tratamiento de tu TCA?

Perdida, era como que me encontraba en una nube donde no era consciente de lo que me estaba sucediendo. Los días se me hacían eternos, es difícil estar lidiando contigo mismo día tras día y ver que al llegar a casa nada cambia, al revés, se vuelve más difícil. Todo el mundo era como mi enemigo, al igual que cada plato de comida ¡anda que no he llorado delante de la mesa!
Pero luego te vas dando cuenta de que ya vas encontrando respuestas a tantos por qués, que ya no te mareas al levantarte del sofá o de la cama, que ya te nace hablar con la gente.

¿Cuál era tu motivación para continuar el tratamiento de Anorexia Nerviosa?

Sin duda alguna, mis ganas de experimentar otra vez la vida sana al 100% y poder llegar a decir “lo he superado”.

Ahora bien, estas ganas no me nacieron por arte de magia, al principio me agarré a mi familia, entorno, mis ganas de volver a viajar, mi primo que iba a nacer, las ganas que sentía y siento de ser profesora.

¿Cuánto duró tu tratamiento en el Hospital de Día?

Yo entré el 24 de agosto de 2017 y el 26 de junio de 2018 recibí el alta, así que podría decir que mi tratamiento de Anorexia Nerviosa duró 10 meses. En esos 10 meses pase por muchas fases: al principio me encontraba en un punto de “sí pero no” respecto al tratamiento de Anorexia Nerviosa y la verdad es que estuve en esta situación bastante tiempo,  luego pasé a pensar “bueno, vamos a ver qué tal es esto”  pero a su vez me encontraba en un momento de mucho miedo puesto que esto de dejarse llevar, me generaba terror el pensar en cómo sería este final  (hasta entonces, solo me preocupaba la imagen corporal).

La tercera fase que yo destacaría sería la de “una vida semi-libre” en esta etapa mi horario era más reducido y debía de compaginar mi tratamiento de TCA con mi vida cotidiana (la verdad es que este periodo me ayudo muchísimo a demostrarme lo fuerte y lo capaz que era y que soy para auto superarme); la cuarta y penúltima fase de mi tratamiento sería la de “auto reconocimiento” donde vuelvo a saber quién soy yo, trabajo aspectos de mi personalidad como el perfeccionismo, la relación que tengo conmigo misma y con mi entorno.

Por último, está la etapa de “la vida sin TCA” que es en la que me encuentro actualmente y que es aquella etapa tan deseada y soñada donde te das cuenta de que la vida es una experiencia maravillosa con momentos buenos y malos.

Continua leyendo este testimonio sobre Anorexia Nerviosa

Paula continua con su emotivo testimonio sobre su Trastorno de Conducta Alimentaria, puedes continuar leyendo la segunda y tercera entrega en los siguientes enlaces:

Superé la Anorexia Nerviosa, testimonio de Paula (II)

Superé la Anorexia Nerviosa, testimonio de Paula (III)

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *