Diferencias entre Anorexia y Bulimia

A la hora de hablar de trastornos de la conducta alimentaria, son la anorexia y la bulimia dos de los más nombrados debido a su mayor prevalencia en España y la visibilidad que se transmite en el mundo de las redes sociales y medios de comunicación.

A pesar de que ambas Trastornos Alimentarios guardan varias similitudes, es importante saber diferenciarlas a la hora de establecer un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Empecemos conociendo en qué consiste cada uno de estos TCA.

Anorexia Nerviosa

La Anorexia se trata de un trastorno alimentario caracterizado por un deseo irrefrenable de estar delgado y un miedo intenso a ganar peso, conduciendo a la persona que lo sufre a realizar una serie de conductas como dietas restrictivas intensas y conductas purgativas (como vómitos autoinducidos, abuso de laxantes, uso de diuréticos…) o ejercicio físico excesivo.

Así mismo, presentan una preocupación extrema por su figura y peso, además de una distorsión de su propia imagen corporal.

Como consecuencia, se producen alteraciones de la sensación de hambre-saciedad, puede surgir amenorrea, alteraciones del sueño o una aparente inagotable resistencia al cansancio. Del mismo modo suelen mostrar irritabilidad, un estado de ánimo deprimido, acompañado de una gran insatisfacción y un nivel de autoestima muy bajo.

Cabe señalar que la Anorexia Nerviosa puede ser:

  • Tipo Restrictiva: No se recurren a atracones o purgas.
  • Tipo Compulsiva o purgativa: Se recurren a atracones o purgas.

Bulimia Nerviosa

Por otro lado, la Bulimia Nerviosa se caracteriza principalmente por episodios de atracones, en los que se ingiere una gran cantidad de comida en un espacio de tiempo reducido y que supone una sensación de falta de control sobre el alimento ingerido.

Tras estos episodios, se intentan compensar los efectos de estos mediante vómitos autoinducidos y/o otras de las conductas purgativas previamente mencionadas.

Suele ser un trastorno alimentario oculto, que pasa desapercibido y que conlleva a una preocupación extrema por el peso y la figura, una gran insatisfacción con uno mismo acompañado de sentimientos de culpabilidad, así como un patrón de impulsividad e inestabilidad emocional.

Del mismo modo que la Anorexia nerviosa, la Bulimia se diferencia entre dos subtipos:

  • Bulimia de tipo purgativa: Se recurre al vómito o el uso de laxantes, diuréticos o enemas en exceso.
  • Bulimia de tipo no purgativo: Se emplean otro tipo de conductas compensatorias inapropiadas, que no son las mencionadas anteriormente.

¿En qué se diferencia la Anorexia de la Bulimia?

En primer lugar, en la sintomatología de ambos trastornos alimentarios.

Puede que esta tabla os ayude a comparar de manera más visual las diferencias entre la Anorexia y la Bulimia:

Por otro lado, también nos puede ayudar a diferenciarlos la edad de inicio de ambos trastornos alimentarios:

  • En Anorexia Nerviosa el rango de edad la mayoría de los casos comprende de los 15 a los 20 años, siendo la edad de inicio más común entre los 13 – 14 años y los 17 – 18 años.
  • En la Bulimia Nerviosa suele tener un inicio más tardío, hacia el final de la adolescencia y el principio de la edad adulta.

Otro de los aspectos que podemos tener en cuenta son las complicaciones físicas en estos trastornos alimentarios:

Complicaciones físicas en la Bulimia Nerviosa

  •  Enlentecimiento del proceso digestivo
  • Desgaste del esmalte dental
  • Dolor de garganta
  • Heridas en los nudillos de las manos
  • Problemas de estreñimiento
  • Problemas menstruales

Complicaciones físicas en la Anorexia Nerviosa

  • Hipotermia
  • Amenorrea
  • Problemas cardiovasculares como hipotensión, bradicardia o arritmias
  • Anemia
  • Calambres
  • Debilidad muscular
  • Estreñimiento
  • Caries
  • Sequedad en la piel
  • Pérdida cabello o pelo lanugo
  • Coloración anaranjada en la piel, etc.

Tratamiento profesional de Trastornos Alimentarios

A pesar de las diferencias fundamentales que presenta cada trastorno de conducta alimentaria, no podemos olvidar que son muchas las similitudes que guardan y que es frecuente que las personas que presentan un trastorno alimentario pueden viajar por los diferentes síntomas que hemos ido presentando.

No obstante, tal y como indicábamos anteriormente, es importante conocer las diferencias entre Anorexia y Bulimia para poder establecer un diagnóstico que nos permita establecer el tratamiento más eficaz.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *