NAVIDAD, COMIDA Y CONTROL DE ESTÍMULOS

Si hay un mes del año en el cual la incitación al consumo es más evidente, ése es el mes de Diciembre: ropa, viajes, regalos, comida, bebida… En esta época vivimos rodeados de estímulos. En este Post te hablaremos de Navidad, Comida y Control de Estímulos.

La mayoría de la gente es capaz atravesar la vorágine  y salir airosa, pero para aquellos con problemas con el alcohol, la comida, las compras… este mes representa algo así como un largo túnel, y atravesarlo se convierte en todo un reto.

Estímulos como los relacionados con la comida los encontramos a cada paso, desde los puestos de castañas de la calle, hasta la bandeja de dulces navideños que nos ofrecen en cualquier lugar, pasando por los mensajes de publicidad de  en todos los medios y soportes.

Pensemos en aquellas personas que tienen algún tipo de problema con la comida: desde pequeñas dificultades para parar cuando hay mucha comida, hasta serios problemas de descontrol.

¿Qué  consejos o sugerencias podríamos dar a aquellas personas que, sin padecer un trastorno alimentario, sienten que les cuesta mucho resistirse o frenarse, y lo pasan mal?

A continuación te dejamos algunos consejos/sugerencias:

  • Si estás en casa, come siempre sentad@ (cualquier cosa, aunque sea un trocito de turrón) y, a ser posible, limita la ingesta de cualquier tipo de comida a un lugar fijo, preferiblemente el comedor.
  • Antes de empezar a comer observa si realmente tienes hambre. Si no es así, busca una actividad alternativa. Realiza una lista de actividades que te distraigan mucho para esas ocasiones.
  • Demora la ingesta de cualquier alimento o comida 5-10 minutos y comprueba que esperar es posible, que puedes hacerlo.
  • Come despacio y con pausas: deja los cubiertos encima de la mesa entre bocados. Bebe agua.
  • Sé consciente de lo que ingieres, descúbrelo con los sentidos, y no realices ninguna actividad mientras comes (leer, consultar el móvil, escribir…).
  • Si cocinas, sirves la comida o recoges la mesa, evita comer en esos momentos. Recuerda, limita la ingesta a un lugar fijo, y hazlo sentad@.
  • Retira las fuentes de la mesa en cuanto se sirvan los alimentos.
  • Deja un poco de comida en el plato, algo simbólico, comprueba que puedes hacerlo y que no necesitas dejar “el plato limpio”.
  • Realiza la compra después de comer, con la lista de la compra preparada con antelación, y limítate a comprar los alimentos que figuren en ella.
  • Reparte tus ingestas en 4-5 tomas al día.

Estas son unas pequeñas recomendaciones enfocadas al control de estímulos que te pueden ayudar siempre. Además te pueden entrenar para las fechas que se aproximan. Si te das cuenta de que muchas de estas recomendaciones se convierten en montañas para ti, no te asustes, haz lo que puedas y si en algún momento decides que te vendría bien una ayuda, cuenta con nosotros, podemos ayudarte.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *