Los trastornos alimentarios y las fallas

En Clínica CTA trabajamos con intensidad de cara al mes de marzo, proporcionando todas las herramientas posibles para que nuestros pacientes puedan manejarse en Fallas. 

Pacientes falleros con Trastornos Alimentarios

Para la mayoría de la gente, las Fallas empiezan el 15 de marzo con la Plantá, pero la realidad es que nuestras fiestas dan comienzo oficialmente el último domingo de febrero, con la Cridá, y esto para los falleros (aquellos que viven intensamente las fallas) no pasa por alto.

La Cridá es el pregón en el cual se anuncia el inicio de las fallas. A partir de ahí comienza un largo periodo de festejos en el que se combina fuego, paella, arte, buñuelos, ruido, bocadillos, emoción, alcohol, castillos y “vida social”. Muchos de nuestros pacientes, por supuesto, son falleros (aproximadamente un 10% de los habitantes de Valencia lo son).

Compaginar las Fallas con el tratamiento de un trastorno alimentario

El objetivo será que puedan participar de la fiesta, en mayor o menor medida, en función de la fase del tratamiento:

  • Fases iniciales: Que este periodo no implique una recaída y que se mantengan estables.
  • Fases intermedias y avanzadas: Que se expongan a situaciones que impliquen retos terapéuticos y puedan comprobar sus progresos.

Así mismo, en función del trastorno alimentario del que se trate, el abordaje será diferente. Pero existen diversos aspectos generales que se trabajarán en conjunto y que servirían para cualquier persona que esté pasando por esta enfermedad para lograr afrontar cualquier fiesta en cualquier localidad:

Consejos para sobrellevar las fallas con un trastorno alimentario

Muy importante a tener y mantener son los horarios y hábitos que enseñan en la clínica en relación a cuando se realicen las comidas y el reposo, en este sentido realizamos las siguientes recomendaciones:

  • Tiempo para las ingestas, que incluya: una preparación previa, comer consciente y reposo.
  • Tiempo para el descanso. Las Fallas suelen conllevan mucha actividad física, desde largas caminatas visitando Fallas a eventos que implican estar tiempo de pié: castillos, ofrenda, mascletás. Es necesario distribuir las fuerzas que se poseen.
  • Tiempo “para mí”. En medio de la vorágine, siempre piensa en ti, tu estado de ánimo, como gestionar las emociones, trata de hacer aquello que realmente quieres, al margen de los compromisos, etc.

En relación con la comida, serán momentos de estrés, presión y tentaciones, pero nada de lo que no hayas vivido antes y además ahora cuentas con una serie de herramientas para trabajar estos momentos tan delicados como:

  • Comidas sociales (paellas, bocadillos…): comer con gente y todo lo que implica a nivel de ansiedad, culpa, comparaciones, comentarios, etc.
  • Manejo de la ansiedad frente a comida que encuentren en los puestos ambulantes: churros y buñuelos, chocolate, horchata, fartons, etc.
  • Cómo actuar frente a imprevistos (si se retrasa o adelanta la hora de comer, aperitivos inesperados, cambios en los menús).

En las Fallas probablemente estará presente el consumo de alcohol y sustancias que puedan alterar los estados de conciencia, de ánimo y las percepciones, además si estas medicado puede interferir con tu salud, en este caso es importante tu auto control, las habilidades sociales que trabajaste en terapia y la gran pregunta “¿Cómo decir que no?

Recomendamos a los falleros que, a pesar de tener una agenda repleta de actos y eventos, no dejen de asistir a lo largo de esas 3 semanas a sus sesiones terapéuticas y, si es el caso, dediquen el tiempo conveniente a registros, diarios terapéuticos, etc.

Clinica CTA te desea unas felices Fallas, y recuerda, estamos siempre aquí para ti, si nos necesitas, ¡Contacta con nosotros! 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *