La psiconutrición y su papel en trastornos alimentarios

La Clínica CTA, cuenta con 20 años de experiencia en el tratamiento de los trastornos alimentarios, obesidad y alimentación emocional. Nuestro centro ha innovado en el tratamiento de los TCA y obesidad con el enfoque de la Psiconutrición desde sus inicios.

¿Qué es la psiconutrición?

La Psiconutrición es un enfoque interdisciplinar que surge de la necesidad de trabajar de forma conjunta y coordinada  psicólogos y nutricionistas, en la intervención de los problemas con la alimentación.
En primer lugar, hay que destacar que las personas con trastornos de la conducta alimentaria presentan conductas, hábitos y patrones alimentarios alterados, bien sea por exceso (exceso alimentario y sobreingesta) o por defecto (restricción alimentaria).

En la Clínica CTA trabajamos de manera conjunta y coordinada entre Psicólogos y Dietistas-Nutricionistas, lo que se conoce como la Psiconutrición, ésta va un paso más allá del plano alimentario, puesto que lo que nos encontramos en muchas ocasiones en la consulta, es que detrás de unos hábitos alimentarios inadecuados hay una falta de regulación en la gestión emocional, por ello este enfoque permite ofrecer un tratamiento integral, en el que abordamos aspectos familiares, motivacionales, el comer emocional y del entorno, permitiendo así una intervención eficaz, atendiendo a las diferentes necesidades de cada uno de nuestros pacientes.

Relación entre Nutrición y Trastornos Alimentarios

Como especialistas en TCA, partimos de la base de que no se pueden abordar estos casos solamente desde la esfera nutricional o psicológica, sino que hay que trabajar como se ha comentado dentro de un equipo interdisciplinar.
El tratamiento nutricional tiene un papel clave en lograr un estado nutricional óptimo. Es un marcador de evolución favorable que conduce a una mejoría sustancial del estado general de salud de la persona y permitiendo un desarrollo óptimo del tratamiento psicológico.

El enfoque de la Psiconutrición en la Clínica CTA

En este sentido, se utiliza la educación alimentaria con el fin de aportar los conocimientos y estrategias necesarias para adquirir los cambios enfocados a la normalización alimentaria. Ayudando a la persona a identificar y cambiar conductas alteradas propias del trastorno como: la restricción alimentaria, escasa variedad, sobreingesta y ejercicio compulsivo, entre otras.

Para ello, se busca el para qué del cambio y el cómo conseguirlo, prestando atención además a las influencias del entorno y a los eventos externos que puedan condicionar la ingesta. Lo que se pretende es que estos cambios permanezcan a lo largo del tiempo una vez hayan sido conseguidos los objetivos marcados. Éstos se formulan de manera concreta, alcanzable y realista.

Las pautas alimentarias se realizan de manera individualizada en función de la evolución de la persona combinando diferentes elementos de motivación, atendiendo al proceso terapéutico y adaptándose al nivel social, cultural y educativo del individuo.

¿Quieres conocer más acerca de la psiconutrición? Ponte en contacto con nosotros y te informaremos de ello sin compromiso. ¡Anímate!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *