La Bulimia y la gestión de las emociones

En el artículo de hoy os traemos el testimonio de una de nuestras pacientes que sufre Bulimia. Es importante entender cómo gestiona las emociones un paciente con este trastorno alimentario.

Mi nombre es María y gracias al equipo de la Clínica CTA estoy entendiendo cuáles son mis emociones frente a este trastorno alimentario.

A lo largo de mi vida y coincidiendo con el inicio de mi trastorno alimentario, fui creando un mecanismo de defensa que me acobijaba y protegía ante situaciones desagradables e incontrolables. Aprendí como aparentar que nada me importaba, que era muy fuerte, y prefería mostrar una parte más frívola para no ser dañada. Pero en el fondo todo era humo, nada real tenía un yo-urbano y social, en contraposición un yo-grosero y deprimido como dos tipos de personalidades.

Las dos caras de un paciente que sufre bulimia

Os preguntaréis entonces, ¿cómo son las características de las dos yo?

Ante la sociedad tengo una imagen alegre, vivas, impulsiva, extrovertida, opuesta con la que tengo en casa que es hostil, deprimida, aislada y sobre todo triste.
Al pasar el tiempo y sufrir un trastorno alimentario, la balanza se fue descompensando y mi carácter empeoró, tornándose violento, triste, descontrolado llena de soledad e incomprendida.
Para mi círculo de amigos, profesores, jefes, no existía una María que podía tener problemas con la comida, sino una chica que siempre reía y que por periodos de tiempo no solía ser constante, a veces irresponsable, aunque en los días que aparecía, quería comerse el mundo. En esos días era enérgica, extrovertida no paraba era como una máquina.
Pero la realidad, era otra muy distinta, los días que no me dejaba ver, era porque no podía salir a la calle, mi distorsión mental era tan fuerte frente al espejo que no podía respirar.

¿Qué ocurre cuando la bulimia nerviosa se apodera de ti?

A lo largo del tiempo mis días malos abrumaban con más intensidad a los buenos y mi carácter distorsionado se fundía con mi carácter normal. Cada vez me habituaba y acomodaba al rumbo que estaba tomando mi vida un túnel sin salida, la Bulimia se iba introduciendo como círculo vicioso del que no podía salir, este trastorno alimentario lo sentía como una compañera, mi amiga. Llego el momento que ya no podía controlar qué personalidad mostrar en el momento adecuado.

¿Qué pasa cuando la Bulimia empieza a vencerte?

A lo largo de los años construir esa personalidad dura y fuerte me llevo mucho esfuerzo y obsesión, tratar de ser perfecta usar la máscara ideal dañaba cada día una parte de mi ser. Había momentos muy duros en los que convivir con la Bulimia me tornaba en una persona frágil y hubiera gritado mi malestar a quien sea, sin embargo, la VERGÜENZA me impedía gritarle al mundo que me sentía mal y que necesitaba ayuda con este trastorno alimentario, decir que mi droga, mi carcelero era la comida.

La aceptación como paso importante en la Bulimia

Es un paso importante que debe entender todo el mundo que esté leyendo estas palabras, la aceptación logra que te sientas libre.

Cuando empecé a expresar lo que sentía, significó el comienzo de comprender que sufro una enfermedad psicológica con consecuencias físicas graves llamada Bulimia Nerviosa. Poco a poco comencé el camino hacia mi curación de este trastorno alimentario, librándome del peso retenido en mi interior por tantos años. Observe que no soy la única en esta situación y por fin me sentí comprendida, cada día respecto más mi vida, mi cuerpo y me trato con compasión y cariño de nuevo.

Concluí que no había dos tipos de “yo”, solo existe uno, el que tenía miedo y que se sentía indefenso y por otro lado el que se escondía tras una máscara, un «yo enfermo”, y fue descubriendo a quererme más y aceptarme a lo largo del proceso de la terapia.

En la Clínica CTA somos especialistas en el tratamiento de trastornos alimentarios como la Bulimia. Si tienes un problema de este tipo, déjanos ayudarte. Ponte en contacto con nosotros y veremos cuál es la mejor manera de abordar tu caso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *