El impulso al atracón: la herramienta del gusano

La herramienta del gusano para el trastorno alimentario, te ayuda a detectar los desencadenantes de los descontroles y, además, poner en marcha los pasos tanto a nivel de conducta, como de manejo de pensamientos y emociones.

Como mencionamos en nuestro artículo anterior sobre por qué suceden los atracones de comida, la herramienta del gusano es la protagonista de nuestro post de hoy. A continuación, les presentaremos el caso de Carlos que nos explicara cómo usa la herramienta del gusano.

Cómo analizar las causas de un atracón de comida

Hola soy Carlos, sufro del trastorno alimentario por atracón desde hace 3 meses, llevo un tiempo en terapia y ahora voy entendiendo y comprendiendo mis sentimientos e impulsos que tengo con la comida. Antes, siempre pensé que era una debilidad mía, que no tenía fuerza de voluntad, pero poco a poco voy comprendiendo los diferentes y múltiples motivos conscientes e inconscientes, que desencadenan mis ganas de tener un atracón. Este fue el primer paso y logro que hice con mis terapeutas de clínica CTA, para ir reduciendo progresivamente el número de atracones, les contaré como la terapia de gusano me funciona en un día cualquiera para ser consciente de mi impulso:

El atracón de comida: Situación preliminar

Es sábado, me he pasado el día estudiando y ya son las siete de la tarde,  tengo ganas de comerme el mundo como recompensa a mi esfuerzo, pero lo más sano sería descansar, terminar lo planificado y como recompensa, salir a divertirme un poco o desconectar con alguna actividad. Miro hacia atrás y analizo qué pensamientos, sentimientos o conductas han podido ayudar a tener el impulso al atracón y cómo podría pararlo.

Motivos que impulsan a sufrir un atracón de comida

El primer motivo que me lleva a tener ganas de darme un buen atracón, para relajarme de tanto estudiar, es estar tan cansado, pero pienso y analizo mejor la situación,. Pensar en que hubiese hecho  para no tener este impulso es que podría haberme echado un rato antes de empezar a estudiar, haberme dado una ducha y haberme preparado un café bien cargado para combatir el cansancio.

Seguir las recomendaciones para evitar los atracones de comida

Los terapeutas de la clínica CTA, me han enseñado que tengo que mantener rutinas y comportamientos, y he aprendido que echarme a leer un libro en el sofá es una situación de riesgo y puede provocar un pensamiento de querer comer, así que es mejor sentarme en la mesa donde suelo estudiar y así mantener un hábito, también puedo descansar o salir a dar una vuelta.

Me doy cuenta, que a veces me encuentro desesperado y sin ganas estudiar y pienso: “¡qué fastidio, esto no hay quien lo aguante!” y suele ser un disparador emocional de un atracón.

Entonces, me acuerdo de lo aprendido en la terapia en la clínica CTA para manejar mis pensamientos negativos. Una vez que empiece ya no me costará tanto trabajo y pongo en práctica técnicas de estudio.

Mientras estudio, suelo aburrirme, este sentimiento es muy peligroso y pienso en lo que debo hacer, distraerme un rato hablando con un compañero/a, llamar por teléfono a alguien, escuchar mi música preferida, etc.

Controlar los pensamientos que llevan al atracón de comida

Les cuento el momento más difícil del día, pensamiento obsesivo de la comida, “Con unas galletas pasaría mejor el rato”, pero aplico las técnicas que me enseñaron en terapia:

  • Piensas: “Puede mejorar mi ansiedad, un rato muy corto, puesto que realmente sé que es el inicio de querer comer cada vez más y luego, me voy a sentir mucho peor. Puedo pasar sin las galletas”.
  • Desvío la atención centrándome en el estudio u otra actividad.
  • Separo el hambre de la ansiedad.

Pero mi pensamiento es muy fuerte y me digo a mí mismo: “Bah, por unas cuantas, sólo hasta que me concentre”, entonces pienso que esto es  la típica excusa para darme un atracón. Unas cuantas llevan a varias”. Mejor desvío la atención hacia otra cosa o espero unos 5 minutos a ver si se pasa el deseo o me imagino haciendo una actividad agradable, sé que este sentimiento o pensamiento es cuestión de segundos y que yo puedo con él.

Cómo controlar y no acabar sufriendo un atracón de comida

No puedo con la tentación y voy donde están las galletas guardadas en la estantería y me las llevo al sofá. Bueno, todos podemos comer una galletas, entonces me la como en el lugar donde siempre realizo mis comidas, importante, mientras me la como no estudio, no veo la televisión ni estoy con el ordenador.

Se que tengo que comer las galletas despacio para que logre llegar la señal a mi cerebro, , las pausas entre galleta y galleta son muy importantes, pero sobre todo no debo comer desaforadamente.

Cuando termino de comer las galletas, a pesar de seguir las indicaciones de como comerlas es difícil no sentirme culpable porque pienso: “No debería haberlo hecho. Ya he estropeado el fin de semana. No tengo voluntad”.

Evitar los pensamientos negativos cuando sufres transtornos alimentarios

Pero no me debo atacar, ni dramatizar la situación, esto a veces ocurre, entonces me acuerdo que debo pensar en mis deberes, sustituir las frases que uso para hacerme daño, por frases más realistas y positivas que te llevan a una decisión firme de compensar e incrementar el control, en vez de sentimientos estériles de culpabilidad.

Después de un atracón y del sentimiento de culpa que esto me genera, por lo general no logro concertarme, entonces utilizo técnicas de concentración que me enseñaron mis terapeutas, me relajo un poco dejando de estudiar un rato y desvió mi atención a otras actividades.

Escribir la cadena conductual ante un posible atracón de comida

Siempre me repiten en terapia, que después de una situación así, debo escribir mi cadena conductual. Esto es, todo lo que les he contado en mi sábado de estudio, las estrategias que utilicé y que puedo mejorar para el próximo impulso.

Espero que la explicación de como yo, Carlos, enfermo por atracón, utilizo la herramienta del gusano que me han enseñado los terapeutas de la Clínica CTA. Espero que les ayude a entender como controlamos día a día nuestros impulsos mediante esta herramienta.

La herramienta del GUSANO y el trabajo que se realice sobre el atracón en CTA y en casa, conseguirá que poco a poco puedan verse capaces de reconducir los atracones, aportándoles serenidad y, sobre todo, mucha motivación para afrontar su enfermedad y seguir adelante.

 Si quiere saber más sobre los diversos trastornos alimentarios que tratamos en nuestra clínica puede consultar nuestra web o puede ponerse en contacto con Clínica CTA rellenando el formulario o llamándonos por teléfono. Estaremos encantados de escucharle y ayudarle a llevar una vida mejor.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *