Mitos sobre sobre los Trastornos Alimentarios

Hoy, 2 de junio celebramos el día mundial de acción por los trastornos de la conducta alimentaria (TCA’s). Por ello, desde la Clínica CTA queremos escribiros sobre los mitos que existen hoy en día alrededor de los Trastornos Alimentarios.

Mito 1: Los Trastornos Alimentarios son fáciles de diagnosticar

No puedes decir con sólo mirar a una persona si tiene o no un TCA. Los Trastornos Alimentarios son complicados de diagnosticar puesto que hay multitud de variables a tener en cuenta ya que personas con el mismo diagnostico pueden presentar distintos síntomas.

Nuestra clínica en Valencia dispone de  tratamientos interdisciplinares (psicólogos, médicos, nutricionistas, psiquiatras) con los que podemos  tratar los aspectos físicos y psicológicos necesarios para la recuperación total del TCA.

 

 

Mito 2: La culpa del Trastorno Alimentario es de la familia y deben de quedarse al margen

Las familias de aquella persona que sufre un Trastorno Alimentario, ya sea bulimia, anorexia, trastorno por atracón etc…no son culpables. De hecho, pueden ser los mejores aliados de los propios pacientes y son los proveedores de la salud durante el tratamiento.

Es muy importante recalcar que en el tratamiento, la colaboración  del entorno del paciente es muy importante. Son ellos de hecho los que detectan los síntomas físicos y emocionales del TCA y, si bien no saben cómo actuar frente a una enfermedad como esta, son los que ponen de manifiesto ante su familiar que les preocupan las conductas concretas que antes no hacían y que no son normales. Ante la afrontación del problema, es normal que se manifieste resistencia y reproches por parte de la persona que tiene un TCA pero con paciencia y sobretodo poniéndose en manos de profesionales, se puede conseguir grandes avances en la resolución de los problemas.

Mito 3: Un Trastorno Alimentario es una enfermedad que puede curarse con facilidad

Un diagnóstico de Trastorno de la Conducta Alimentaria es una crisis de salud que interrumpe el funcionamiento personal y familiar e incluso laboral. Un TCA no es una enfermedad que pueda tratarse fácilmente o rápidamente. El paciente por regla general (aunque cada caso es diferente) suele presentar resistencia y no realiza una colaboración inicial en el tratamiento.

Los diagnósticos de Trastornos Alimentarios son complejos y solo pueden ser realizados por profesionales que puedan planificar el tratamiento más adecuado para cada paciente.

Nosotros ponemos a disposición de todos un  cuestionario de autoevaluación que, si bien no sustituye el propio diagnóstico, si puede suponer un avance y comprensión sobre el TCA.

Mito 4: Los TCA’s lo sufren quienes se los buscan

Los TCA’s no son de elección, sino que son enfermedades mentales muy serias y complejas, causadas por múltiples factores.

Si bien algunas personas puedan pensar que un TCA es fruto de una moda pasajera, que no es un trastorno el querer perder unos kilos, que estar delgado es estar sano etc…debe de prestarse mucha atención a las señales de alarma que pueden indicar el inicio de un TCA.

 

 

 

Mito 5: Los Trastornos Alimentarios solo lo sufren los jóvenes y adolescentes

Los TCA’s afectan a gente de todas las edades, sexos, razas, etnias, orientaciones sexuales y estatus socioeconómico.

Mucha gente piensa que porque una persona ya haya alcanzado la madurez, está libre de sufrir un trastorno alimentario. Nada más lejos de la realidad, cualquier problema durante la vida de una persona puede derivar en un TCA (una ruptura sentimental, una perdida familiar, un despido laboral etc…).

No existe un patrón definido en cuanto a los pacientes, si bien los adolescentes pudieran ser más propensos a sufrirlos, no son el único grupo de riesgo.

 

Mito 6: Un Trastorno Alimentario no conlleva riesgos

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria conllevan tanto un mayor riesgo de suicidio como de complicaciones físicas y médicas. de hecho, es la tercera enfermedad mental más frecuente en la adolescencia y la enfermedad mental que más muertes provoca.

Un TCA no es una enfermedad que pueda tomarse a la ligera, si crees que puedes estar sufriendo un Trastorno Alimentario o crees que alguien de tu entorno pueda padecerlo, no dudes en ponerte en manos de profesionales.

Nuestra clínica con más de 20 años de experiencia en Valencia, ofrece la primera visita gratuita informativa para que sin ningún compromiso, los pacientes y familiares conozcan de una manera profesional toda la información y asesoramiento sobre la enfermedad y los distintos recursos que la Clínica CTA pone a su disposición.

Mito 7: Los genes y la sociedad no influyen en un TCA

Los genes y el ambiente juegan un papel importante en el desarrollo de un Trastorno de la Conducta Alimentaria.

Como comentábamos antes, un TCA es una enfermedad compleja en la que múltiples factores han de tenerse en cuenta. Entre ellos, los genes y el entorno en el que el paciente se mueva son críticos y deben de tenerse en cuenta para un correcto diagnóstico de la enfermedad y un tratamiento que pueda aportar las máximas garantías posibles para su cura.

 

 

Mito 8: Los genes pueden predecir quién sufrirá un Trastorno Alimentario

Este mito vuelve a hacer alusión a los genes. Como hemos comentado antes, hay gente que cree que los genes no tienen nada que ver con un Trastorno Alimentario y también existe gente que está en el lado opuesto, es decir, cree que los genes por si solos pueden predecir quién desarrollará un TCA.

A día de hoy, no hay estudios concluyentes que puedan corroborar que los genes sean los culpables de un desarrollo de esta enfermedad. ¿Son importantes? Si, han de tenerse en cuenta pero como una variable más a estudiar para concluir un correcto diagnóstico, nunca como única variable.

 

 

Mito 9: Nadie se recupera totalmente de un TCA

La recuperación completa es posible en los Trastornos de la Conducta Alimentaria. La detección e intervención temprana son muy importantes.

Aún así, esto no quiere decir que un TCA sea una enfermedad de fácil curación, de hecho las recaídas ocurren y nuestro equipo de profesionales siempre tienen en cuenta que es una posibilidad que está ahí y que no es estrictamente malo tener una recaída. Lo importante es detectarla, entenderla y poner en marcha todas las gestiones profesionales para que no vuelva a ocurrir.

 

 

¿Qué mito sobre los TCA’s haría para ti el número 10?

¡Nos plantamos en el número 9!

Puede que parezca un post raro con 9 mitos y no 10 pero, ¿sabéis qué? ¡Nos encantaría que nos dejaseis en los comentarios cuál creéis que es el mito número 10! Así que esperamos vuestras respuestas y que nos ayudéis a compartir en vuestras redes sociales este contenido. ¡Démosle toda la visibilidad posible estos días para normalizar y desestigmatizar esta enfermedad!

#JuntosActuamos #DiaMundialTCA2019

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *