Superé la Anorexia Nerviosa, testimonio de Paula (II)

Continuamos el valiente testimonio de Paula, paciente de nuestra clínica que puede decir a día de hoy que ha superado con éxito su Anorexia Nerviosa, un Trastorno de Conducta Alimentaria (TCA) que afecta lamentablemente a muchas personas. Si te perdiste la primera entrega, puedes leer cómo empezó la superación de su anorexia nerviosa aquí.

¿Qué es lo que más te gusto y te ayudo al estar en el hospital de día?

Lo que más me gustó y me ayudó a continuar en el tratamiento de Anorexia Nerviosa es ver que había cambios y progresos diarios, no existía día que me fuera a la cama sin haber aprendido algo.

Ya sea, volver a experimentar la risa de verdad, como conocer mis defectos y virtudes…centrarte en esos pequeños cambios, esos progresos que logras cada día es muy importante ser consciente de ellos.

En relación al Hospital de día, ¿Qué fue lo más difícil a lo que te enfrentarte en el tratamiento de tu Anorexia Nerviosa?

A luchar contra “el bicho”, entiendo que a la gente que no está en el tratamiento de Anorexia Nerviosa le es difícil entenderlo, pero la sensación que se siente es la de pelear contigo misma y con lo que tu mente te dice.  Para poder transmitir esta idea, es como si tu mente te dice blanco, pero tú debes hacer negro.

¿Cómo es la vida paralela a un Tratamiento de Anorexia Nerviosa?

Es complicado llevar una vida normal cuando estás en medio de un tratamiento de TCA. Al principio está claro que no podía llevar una vida normal, pero no es por el tratamiento puesto que mi vida sin el Hospital de Día no era tampoco normal, pero a medida que yo me fui haciendo más fuerte, mi vida sí que era como la de una persona normal, aunque con algunas limitaciones (no debía olvidar que me encontraba en un proceso de curación de mi TCA).

¿Cómo sobrellevaste esta situación?

Los primeros meses del tratamiento de Anorexia Nerviosa fueron difíciles porque me comparaba con mis amigos y me daba cuenta de lo muy diferente que era mi vida respecto a la suya y además estaba convencida de esto iba a durar para siempre.

Sin embargo, comencé a buscar alternativas como: que viniesen mis amigos a casa, disfrutar de momentos conmigo misma, hacer excursiones en coche. Llevando a cabo todas estas alternativas, me sentía más cómoda y más libre y tras un tiempo… ¡pam! Ya podía salir de fiesta, ir a dar una vuelta por Valencia, etc. Pero si tuviera que responderte a esta pregunta con una palabra sería: paciencia.

¿Si retrocedes en el tiempo, consideras que fue una buena decisión ingresar en la Clínica CTA?

 

Un millón cuatrocientas cincuenta mil veces . Ingresar en la Clínica CTA para tratar la Anorexia Nerviosa es la mejor decisión que he tomado en la vida.

Continua leyendo este testimonio sobre Anorexia Nerviosa

Paula continua con su emotivo testimonio sobre su Trastorno de Conducta Alimentaria, puedes continuar leyendo la tercera entrega en el siguiente enlace:

Superé la Anorexia Nerviosa, testimonio de Paula (III)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *